,

¿DE QUÉ ESTÁN HECHOS NUESTROS DIENTES?

¡Comparte este Artículo!

Seguramente mil veces te has hecho esta pregunta y al ver tus dientes blancos y fuertes has determinado que son
huesos. ¿Pero es eso cierto? La respuesta es no, aunque aparentemente puedan parecer lo mismo no lo son, y en este post te vamos a explicar el por qué esta afirmación, vamos a responder a la cuestión, ¿de qué están hechos nuestros dientes?

Lo primero es: ¿de qué se componen nuestros huesos?

Para ver el por qué no son lo mismo vamos a empezar entendiendo cuál es la composición de nuestros huesos. Principalmente están formados por colágeno, una proteína, y fosfato de calcio, un mineral. Es este último el que le da tanto la dureza como la fortaleza.

A lo largo de la vida nuestros huesos se van remodelando, eso se produce porque lo que forman los huesos son tejidos vivos, cuando el tejido óseo viejo se va descomponiendo y eliminando va a apareciendo tejido nuevo que lo sustituye. Es así como nuestros huesos se mantienen bien.

¿De qué están hechos nuestros dientes?

Ya hemos entendido qué componentes tienen los huesos, ahora vamos a ahondar en la composición de los dientes. de que están hechos nuestros dientesEn primer lugar nos encontramos con el esmalte, la capa externa y dura, que está formada por minerales, entre ellos el fosfato de calcio. Y es por ello que muchas personas piensan que son huesos pero no, mientras que estos últimos contienen tejido vivo en el caso del esmalte no es así.

Por debajo del esmalte está la dentina, un tejido muy parecido a los huesos y que supone la mayor parte del diente. Esta parte es la más susceptible a las bacterias que producen problemas de caries y sensibilidad dental.

Por último nos encontramos con la pulpa, el núcleo blando de nuestros dientes, un tejido vivo dónde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos.

¿Qué los diferencia?

La mayor diferencia que nos encontramos, entre dientes y huesos, está relacionada directamente con el proceso de curación. Mientras que cuando nos rompemos un hueso este tiene la capacidad de curarse, los dientes no pueden sanarse a si mismos, ya que el esmalte no tiene tejido vivo que pueda regenerarse. De ahí que cuando se producen roturas tengamos que acudir al odontólogo.

Es importante que cuides tus dientes

Ahora que has entendido que nuestros dientes no se van a regenerar, es importante que te conciencies de que debes cuidarlos al máximo. Mantener una correcta higiene bucodental es importante porque eliminamos todas aquellas bacterias que puedan conllevar caries u otras enfermedades. Y no os olvidéis de hacer visitas regulares al dentista, ¡es muy importante para que no desarrollemos enfermedades dentales más graves!

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *